Maquillaje y peinados ideales para las comidas y cenas de empresa

¡Hola! Nos adentramos en unas semanas clave para las cenas y comidas de empresa. En estas ocasiones, siempre queremos lucir un maquillaje más sofisticado que en el día a día, pero evitando desentonar o llamar demasiado la atención. Recuerda que, aunque sea una fiesta, no deja de ser de trabajo. Así que opta por peinados y maquillajes clásicos y elegantes que no resulten muy llamativos. ¡No te disfraces!

163

Maquillaje para tu comida o almuerzo de empresa

Ese día tus compañeros pueden ver tu otra cara más desenfadada. Si el evento es por la mañana, no dudes en realizarte un maquillaje neutro con unos ojos muy definidos.

El color de la temporada es el azul en sus diferentes tonos. Marca la cuenca con una tonalidad oscura y utiliza mucha máscara de pestañas para destacar más la mirada. No descartes un colorete rosa, aplicado sobre los pómulos con pequeños toques para conseguir un aspecto de buena cara.

Para la noche 

Para la cena, puedes volverte más atrevida. Unos ojos ahumados y unos labios rojos te darán ese toque sofisticado. Esta temporada se llevan mucho, no lo dudes.

Una tonalidad oscura en los párpados superiores e inferiores consigue el ‘smoking eyes’ interpretado de las pasarelas. Si utilizas un pincel para difuminar el ‘eyeliner’ lograrás este look sin problemas. Para fijarlo aplica previamente unas sombras claras en la cuenca, sobre la que después extenderás la raya.

No te olvides de dar a tus pestañas una buena capa de máscara. Busca las que tienen volumen efecto pestañas postizas para conseguir ese contraste especial.

Para finalizar, elige minuciosamente la barra de labios. Del magenta al rojo más pasional, son preferibles las texturas mate .

Peinados 

Las melenas largas agradecerán en esta ocasión un sencillo moño tirante en la coronilla. Extremadamente cómodo y favorecedor, resulta ideal para trabajar pero, combinado por la noche con un maquillaje algo más marcado, será también perfecto para la cena.

El peinado ideal para las que no se quieren complicar es llevar la melena larga y bien cuidada adornada discretamente con unas ondas en las puntas, que puedes hacer con la plancha. No te olvides de fijarlas con un poquito de cera para que no se deshagan durante el evento.

El moño bajo con mechones sueltos ondulados es la fórmula perfecta durante el día. Puedes llevar el moño más firme y recogido, pero por la noche sueltas los mechones para enmarcar tu rostro.

Favoritos

1. Sombra blue obsesion en lápiz, muy cómoda de usar, Ombre Blackstar de ByTerry (25€ aprox.)

2. Paleta de cuatro sombras perfectas para estas fechas City Drive de YSL (45€ aprox.)

3. Lápiz de ojos de Chanel punta gruesa Chanel Stylo Yeux Waterproof (23€aprox)

4. Máscara de pestañas Explosión de Pestañas de Maybeline (10€ aprox.)

5. Para el volumen de tu pelo, un voluminizador Maui Wowie de Philip B (20€ aprox.)

6. Cepillo plano para peinarte y hacerte moños de Regincós

7. Un toque de laca que no ensucia, sujeta y huele bien, la nueva Fixonia natural (5€ aprox.)

Las claves del no-makeup

La moda andrógina se cuela en las paletas de los maquilladores

Una piel no maquillada ideal es fresca, uniforme, mate. No la confundas con una piel apagada, llena de defectos o cetrina. El no-makeup consigue un rostro como si no llevaras nada, pero mejor. Aprende a trabajar tu piel para que no se vea que vas maquillada.

162

 

SIETE CLAVES DEL ‘NO-MAKEUP’:

- Menos es más. Poco efecto óptico, poco juego de texturas.

- Minimalismo cromático. Trabaja con la gama tonal del color piel.

- Efecto piel perfecta. Luminosa pero matificada.

- Sin defectos: poros invisibles, nada de ojeras, sin marcas o granitos.

- Pómulos marcados como el rubor de la propia piel.

- Máscara de pestañas marrón y sin efectos.

- En los labios, sólo tono. Nada de textura.

 

 

Las claves del no-makeup

El ‘no-makeup’ se ha puesto de moda adscrito a la tendencia andrógina que vemos en, publicidad, pasarela y producciones de moda.

 

UN MAQUILLAJE INVISIBLE, PASO A PASO:

1. Lienzo listo: limpiar, secar, hidratar

Para que el maquillaje y los correctores se adhieran bien y no se noten, la piel tiene que estar limpia, bien seca e hidratada correctamente. Si te exfolias antes, mejor, pero no hace falta que sea con un producto concreto, puede ser en el momento de aclarar, ayudada de una toalla suave. Sin frotar fuerte, eso sí. Hidrata con la crema adecuada a tu piel (seca, mixta, grasa…) en textura muy ligera. Extiéndela y tecletea con los dedos presionando suavemente para que no queden restos de crema en la superficie de la piel.

 

2. Corrige marcas, manchas, granitos, ojeras…

Acuérdate que el corrector debe ser del mismo tono que tu piel o uno más claro, pero no más oscuro. Debe ser concentrado en pigmentos para que cubra bien y, por encima de todo, no apreciarse una vez aplicado. Para eso, asegúrate de aplicarlo a poquitos, capita a capita, y difuminarlo con un pincel especial o con la yema de los dedos, de forma que no se vea dónde empieza y acaba lo que has tapado.

TRUCO GRAZIA: ¿Eres pecosa? ¡No lo escondas! (Te decimos cómo maquillar las pecas).

 

3. Con polvos, mejor

Para evitar que la crema hidratante y el fondo de maquillaje provoquen brillos artificiales en tu piel, recurre a unos polvos translúcidos y aplícalos en la zona T (frente, nariz y barbilla).

TRUCO GRAZIA: los polvos minerales, que se usan con brocha cortada y en círculos son perfectos para este look porque se adhieren a la piel y dan una bonita textura al tiempo que te ayudan a camuflar las imperfecciones sin que se vea exceso de producto. Nada es menos ‘no-makeup’ como un rostro muy empolvado.

 

4. El colorete, semi-invisible

Una textura cremosa en tono melocotón o rosa palo puede darte el toque de cierto rubor que va perfecto con el look ‘sin maquillar’. No es el día para rosas fuertes, tejas, anaranjados… Olvídate de marcar pómulo, sólo aplícalo en la manzana de la mejilla bien difuminado. Que se note sin verse.

 

5. Ojos sutilmente destacados

Toma un lápiz cremoso marrón o topo (negro es muy artificial) y dibuja una línea fina pegada a las pestañas, tanto inferiores como superiores. Difumínala con la yema del dedo. En cuanto a las sombras, lo ideal es una sombra amarronada suave, un punto más oscura que tu propia piel, pon un poquito y difumina para que no se vea la diferencia entre donde hay sombra y donde no. Acaba con una capa (¡una solo!) de máscara de pestañas marrón.

 

6. En los labios, tono. No textura

Para esto, lo ideal es unos toques de tinte para labios o un bálsamo con color.

El mapa genético de la piel

¿Tienes flaccidez prematura? ¿Se te marcan las arrugas de expresión desde los 20 años? ¿Tu piel es atópica o siempre tienes acné? Pues échale la culpa a tu abuela, y a tu madre, y a todos tus antepasados. Bueno, si has tomado mucho sol, no te has puesto crema protectora a diario o tus hábitos de vida no son muy saludables, también  tú tienes parte de culpa, pero no toda.

161

El estudio de la genética en el campo de la piel y el envejecimiento está aumentando aunque aún no está tan desarrollado como el metabólico. Cada vez hay más centros, Como Mira + Cueto, que realizan un diagnóstico clínico exhaustivo para prevenir y tratar el envejecimiento, en el que se valora la piel del paciente con sofisticada aparatología y también se realiza un estudio de sus antecedentes familiares.

En estos estudios, a longitud de los Telómeros se ha vuelto imprescindible para valorar nuestro grado de envejecimiento ya que los telómeros son los extremos de los cromosomas, cuya longitud está relacionada con el envejecimiento celular. Además se pauta un análisis de genes relacionados con la formación de los distintos tipos de colágeno, con la detoxificación de las células y su capacidad de reparación, la reducción de la oxidación y la degradación del ácido hialurónico . En el caso de comprobar que los genes encargados de realizar estas funciones están alterados, se plantea el tratamiento específico a cada alteración con radiofrecuencias, cremas, cambios de hábitos o tratamientos de hidratación.

El doctor Jorge Soto, Jefe de Dermatología de Policlínica Gipuzkoa es un experto en los estudios genéticos de la piel y le hemos preguntado sobre este tema para resolver las dudas más comunes:

¿En qué medida la genética influye en el comportamiento de nuestra piel?

Mucho, los genes condicionan tanto nuestros rasgos cutáneos como nuestros límites para asumir las agresiones externas. Pero de ahí a aceptar el determinismo genético hay una distancia insalvable. Hay algunas circunstancias cuya codificación genética es inmodificable (color ojos y pelo, por ejemplo) pero otras podrán desencadenarse o no según las circunstancias que acontezcan en la vida, influyendo de una manera u otra en la expresión de los genes.

¿Está muy avanzado el estudio de los genes y su relación con el envejecimiento? ¿Son muy caros?

Se está trabajando mucho y hace mucho tiempo, pero no son un gen ni dos los implicados en el envejecimiento, sino una intrincada trama de vías moleculares, controladas por mecanismos genéticos y modulada por influencias ambientales y de estilos de vida. Los estudios genéticos se están abaratando y la mayoría de los que sirven para algo se incluyen en los servicios de nuestra medicina pública.

¿Hay genes específicos que determinan características de la piel? ¿Estamos predeterminados a tener la piel seca o grasa?

Sí, por ejemplo, el color de nuestra piel o pelo, son rasgos genéticamente controlados. Un porcentaje importante de las personas que desde muy jóvenes tienen la piel muy seca, están bajo la influencia de una alteración genética en la expresión del gen que codifica una proteína, la filagrina, que ejerce un papel central en la hidratación de la capa córnea; esto es lo que les pasa a los pacientes con dermatitis atópica. Y la secreción sebácea está controlada por un mecanismo hormonal, y la respuesta de los receptores de las glándulas sebáceas, las que fabrican el sebo de la piel, está condicionada genéticamente.

¿Por qué se producen las alteraciones genéticas?

Para explicarlo de una manera simple, es cuando por mutaciones espontáneas o inducidas, se producen cambios en el material genético. Inducidas, por ejemplo por rayos UV, dieta, infecciones, intoxicaciones o ingesta de carcinógenos. Estas alteraciones en el material genético afectan mucho más que los genes.

¿Se puede modificar la actividad de los genes?

Sí, es lo que se llama epigenética, los mecanismos moleculares que influyen en la expresión de los genes. Es decir, otra vez factores ambientales y de estilo de vida pueden activar o silenciar a ciertos genes. Dieta y ejercicio son los dos ejemplos más fáciles de poner en marcha, y los más estudiados. Aunque no todos los genes son susceptibles de ser influidos.

La buena noticia es que aunque tengas condicionantes genéticos que te hagan padecer problemas de piel, puedes luchar contra ellos comienzo sano, haciendo deporte, teniendo hábitos sanos, usando protección solar cada día y usando cremas específicas para tu tipo de piel.

Afilar el rostro eliminando las bolas de bichat

No, “bichat” no es una nueva clase de ejercicio ni nada por el estilo. En realidad, es el apellido del anatomista francés que describió las bolsas de grasa que se encuentran en las mejillas y que hoy se pueden extraer para conseguir el efecto de un rostro más afilado y con los pómulos más marcados

166

El anatomista y biólogo francés Xavier Bichat murió sin saber que su descripción de los acúmulos grasos que se encuentran en las mejillas sería el inicio para lo que ahora se conoce en su honor como bichectomía, cirugía plástica en la que se extraen estas bolsas de grasa que llevan su nombre con la finalidad de dar un aspecto más delgado al rostro.

“Las bolas de bichat las tenemos todos en la cara pero, dependiendo de su tamaño, nos hacen la forma más redonda o más alargadita”, explica Manuel Tafalla, cirujano estético de la clínica Menorca.

La intervención se recomienda después de los 16 años, pues es la edad aproximada en la que deja de crecer el rostro y hasta los 40, pues el rostro comienza a adelgazar conforme envejecemos.

Sencilla y para siempre

A diferencia de otras cirugías estéticas, la bichectomía dura toda la vida pues, una vez retiradas las bolsas de grasa, no hay forma de que vuelvan.

“Son bolsas que no tienen tendencia a engordar pues están aisladas de la grasa normal. Están muy bien localizadas por lo cual, una vez que se quitan ya no vuelven a salir”, detalla el experto.

La operación consiste en realizar dos incisiones internas, una en cada mejilla, justo en el espacio que hay entre las muelas inferiores y las superiores, por lo que tampoco habrá que preocuparse por las marcas que puedan quedar.

“Se hace con anestesia local y sedación. Los cortes van por dentro de la boca y son de aproximadamente tres centímetros. Por ahí se extraen las bolsas de grasa. No se extrae todo, se quita en función de qué tanto queremos afilar la cara”, detalla el médico Manuel Tafalla.

Y se fueron los mofletes

Luego de aproximadamente una hora de cirugía viene el momento de la recuperación, que no es complicada y el paciente puede volver casi enseguida a sus actividades normales.

“El periodo de recuperación es corto porque los puntos se caen solos. Hay un poco de inflamación entre los primeros cuatro o cinco días, pero se va rápidamente”, señala el especialista.

Eso sí, hay que mantener una dieta semi blanda durante la primera semana y media después de la intervención para evitar infecciones en las heridas o lastimarse por error.

Cuando la inflamación desaparezca por completo, el paciente notará un rostro mucho más afilado con los pómulos y el mentón más marcados que antes.

Trucos para prevenir y eliminar la papada

El cuello sostiene la fuerza de gravedad más pesada en todo el cuerpo y no ejercitarlo, puede favorecer la aparición de la odiosa e incómoda papada.

También conocida como la doble barbilla, este gordito que sobresale en la zona del cuello se debe a la deposición y la acumulación de grasa en el tejido que está ubicado justo debajo del mentón.

160

El sobrepeso puede ser una de las causas de la aparición la papada e incluso, tener un mentón débil puede favorecer su desarrollo, causando la alteración de la simetría y la armonía del rostro.

Evitar que nos salga papada puede funcionar con algunos métodos naturales, sin embargo, lograr que esta desaparezca, una vez que ha cobrado protagonismo en el cuello, es posible solamente con cirugía plástica.

No poder lucir un cuello esbelto no es solamente un asunto de personas gordas. Hombres y mujeres, de cuerpos delgados, también son propensos a que les salga papada, por la acumulación de grasa que puede ser causada por la inactividad física y una mala alimentación.

Veamos cuáles son algunos de los métodos naturales para evitar la papada y los tratamientos estéticos para eliminarla:

Dale tono a los músculos cutáneos del cuello, realizando los siguientes tres ejercicios de tensión y resistencia en los músculos de la zona de la papada y el cuello.

Tonifica estos músculos e impide que la barbilla y la zona del cuello superior cedan fácilmente, realizando esta rutina 3 veces por semana. Verás los resultados después de la primera semana con estos sencillos ejercios que funcionan de manera muy eficaz:

Ejercicio 1

Sentado o de pie, inclina tu cabeza mirando hacia el cielo y simula que estás masticando un alimento suave. Repite el movimiento de mascar 20 veces.

Ejercicio 2

Siéntate con tu espada erguida, mira con tu cabeza de nuevo hacia arriba, mantén tus labios juntos sin ejercer ningún tipo de tensión. Luego mueve tu labio inferior sobre tu labio superior lo que más puedas, mientras que cuentas hasta 5. Vuelve tu cabeza a la posición normal y repite el ejercicio 10 veces.

Ejercicio 3

Ponte de pie y gira con suavidad tu cabeza hacia el lado izquierdo hasta que sientas el estiramiento, sin levantar la papada. Mantente en esta posición durante 5 segundos y luego mueve tu cabeza hacia la derecha, hasta sentir el estiramiento por otros 5 segundos. Repite esta rutina 3 veces.

3 soluciones estéticas para perder la papada

1. Liposucción de barbilla: este procedimiento quirúrgico que también se puede realizar con láser, bajo anestesia local, y se encarga de reducir el exceso de grasa debajo de la barbilla, el cuello y la papada. Es una cirugía apta para aquellos pacientes que tengan buena elasticidad en la piel, con el fin de que esta pueda contraerse adecuadamente, después de la eliminación de grasa sobrante.

2. Mesoterapia: este tratamiento es indoloro y requiere de una serie de inyecciones específicas para derretir las células de grasa en la zona del cuello, la mandíbula y la papada. El número de sesiones para este tratamiento lo determina el cirujano plástico, dependiendo del caso de cada paciente.

La mesoterapia rejuvenece la piel y los músculos de la cara, gracias a la formación de colágeno y células nuevas, procesos que ayudan a que la piel se estire y se suavicen las arrugas superficiales.

3. Vaser: es un tratamiento estético, basado en una tecnología de ultrasonido y requiere una incisión de 2 milímetros, aproximadamente, haciendo que la papada se desvanezca paulatinamente.

Recuerda

La papada puede ser un indicador del aumento de peso, también hace parte inevitable del proceso de envejecimiento, debido a que muchas personas empiezan a perder la elasticidad de la piel alrededor de los 40 años. Consulta a tu cirujano plástico certificado y acuerda con él cuál es la solución más adecuada para ti.

Aumentan las operaciones de reducción del lóbulo de la oreja

Etiquetas

La esperanza de vida cada vez mayor de las españolas  y su indudable mejor estado físico  hace que, de unos años a esta parte, los cirujanos plásticos, reparadores y estéticos vean en sus consultas a más mujeres de edad avanzada deseosas de mejorar su aspecto físico. Una de las intervenciones más solicitadas por ellas es la reducción del lóbulo de la oreja.Existe la creencia de que, con los años, la oreja “crece”, se trata tan solo de un efecto óptico causado por el adelgazamiento que suele acompañar a la edad y el aumento de las arrugas, que produce la impresión de una oreja más alargada. Paralelamente muchas mujeres que a lo largo de su juventud y edad adulta han llevado pendientes pesados y voluminosos ven como el lóbulo se alarga e incluso puede llegar a rasgarse debido al peso.

159

Para el Dr. Miguel Chamosa, Director de la Clínica Chamosa “cada vez encontramos en nuestras consultas a más mujeres que, a partir de los 60, desean corregir este pequeño defecto para conseguir un conjunto más armonioso”.

El doctor eliminará visualmente en la paciente la parte del lóbulo sobrante para intervenir luego la parte exacta que se quiere eliminar. La intervención, que puede durar entre media y una hora, en los casos más complicados, se realiza con anestesia local y no precisa hospitalización.

“Durante muchos años la cirugía estética estaba relegada a las mujeres jóvenes, pero el aumento de la esperanza de vida, el mejor cuidado de la mujer durante su juventud y los requerimientos de una sociedad cada vez más sensible con el aspecto físico ha provocado que las mujeres mayores, que antes desestimaban cualquier intervención de este tipo, busquen ahora mejorar su aspecto en el quirófano”.

La reducción del lóbulo además de conseguir un conjunto más equilibrado y armonioso, aporta la sensación de rejuvenecimiento general del rostro.

Según datos de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), de las 400.000 cirugías plásticas anuales, el 10% son solicitadas por menores de edad.

La gran preocupación de los profesionales es que en muchas ocasiones estos jóvenes demandan someterse a una cirugía para cambiar su cuerpo antes de haberse acabado de formar. Este hecho puede ocasionar que la operación hubiera sido innecesaria, pues el cuerpo ya hubiese hecho el cambio por sí solo, o que los resultados de la cirugía plástica se vean revertidos con el tiempo.

157

Causas que llevan a los adolescentes a querer cambiar su cuerpo

El rechazo en el entorno escolar por algún defecto físico es el principal causante de que un menor entre en un quirófano, como pudo ser el caso de Lisa Kudrow, quien se operó la nariz a los 16 años por las burlas que recibía por parte de sus compañeros.

Otros se sienten tentados a parecerse a sus ídolos televisivos: actores y actrices, modelos, ídolos estéticos que hacen que este sector joven sobrevalore la importancia de la imagen personal. Algunos estudiosos creen que el acceso a tanta información libre que supone Internet y los medios de comunicación son los culpables de esta falsa impresión que se tiene de la belleza y de la cirugía plástica, dejando en segundo plano el hecho de que todas esas imágenes son irreales y están retocadas con programas de edición.

¿Puede un adolescente tomar esta decisión objetivamente?

  • Los jóvenes que buscan someterse a una cirugía plástica no suelen asumir los riesgos que supone entrar en un quirófano.
  • Se encuentran en una etapa de inmadurez emocional y psicológica.
  • En muchas ocasiones se trata de una decisión inmadura.

Los menores se pueden operar, pero con autorización tutelar

Los menores de 18 años pueden operarse si se cumplen una serie de requisitos, pero siempre necesitarán una autorización escrita de sus padres o tutores en el que figure su consentimiento.

Lo curioso es que en algunos casos son los padres quienes empujan a sus hijos a someterse a este cambio, para esconder sus “defectos”. Incluso, en algunos países, una cirugía plástica puede suponer el regalo perfecto para el cumpleaños de un hijo.

Requisitos que se deben tener en cuenta antes de intervenir a un menor

  • Que el paciente esté psicológicamente estable.
  • Que haya elegido de forma personal someterse a la intervención y no por influencia de terceros.
  • Que sea consciente de lo que supone entrar en un quirófano.
  • Que conozca cómo será el post-operatorio.

Las operaciones más demandadas por los adolescentes

  • Aumento o disminución del pecho: se recomienda a partir de los 16 años.
  • Otoplastia: se permite desde los 8 años, cuando el cartílago ha dejado de crecer.
  • Rinoplastia: la nariz deja de desarrollarse a los 15-16 años en las chicas y 16-17 años en los chicos.
  • Liposucción: es mejor someterse a esta intervención después de los 21 años, ya que entre los 15 y los 20 años las mujeres tienden a coger peso, y la intervención se vería revertida.
  • Aumentar o reducir el mentón.
  • Asimetría de senos.

La figura del cirujano plástico

En los casos de operaciones estéticas a menores de edad, es siempre el cirujano el que tiene la última palabra. El especialista es el que decidirá si quiere o no operar al adolescente, teniendo en cuenta su actitud realista frente a los resultados y el motivo que le ha llevado a tomar la decisión de intervenirse.

Puntos a tener en cuenta por el menor antes de tomar la decisión

  • La cirugía plástica no resuelve problemas de autoestima.
  • La apariencia física no supone ser mejor o peor.
  • No se debe dejar influenciar por la opinión de terceras personas sobre el propio físico.

Las cirugías pueden tener complicaciones, como infecciones.

La cirugía estética de la cara crece un 40% en España

Etiquetas

Las intervenciones de cirugía estética de la cara o cirugía facial crecen un 40% en nuestro país en el último cuatrimestre del año respecto a los ocho meses precedentes, según la estimación de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). Son los mayores de 45 años los que más recurren a estas intervenciones, que se reparten entre un 83,8% de mujeres y un 16,2% de hombres.

cirugia de oreja

La SECPRE atribuye el destacado incremento a partir de septiembre a tres factores relacionados con el fin del verano: un factor psicológico motivado por el final de las vacaciones y la vuelta al trabajo, la aparición de manchas tras la exposición al sol sin la protección adecuada y la mayor visibilidad de las arrugas al aclararse la piel una vez desaparecido el moreno.

“En otras palabras -apunta el Dr. Miguel Chamosa, presidente de la SECPRE-, es en este periodo cuando la acción de la edad y del sol sobre el rostro se hace más evidente, lo que conlleva una mayor demanda de las dos intervenciones principales de cirugía facial, la destinada a eliminar o suavizar arrugas y líneas de expresión y la que persigue disminuir la flacidez cutánea. Ambas han evolucionado considerablemente en los últimos años, mejorando la imperceptibilidad de las señales de la intervención realizada y el logro de un aspecto natural”.

En lo que respecta a las arrugas y las líneas de expresión, que deben tratarse una por una, la SECPRE distingue entre las intervenciones con y sin relleno. Las del primer tipo pueden emplear ácido hialurónico, que tiene un efecto instantáneo, apenas deja señales y dura en torno a un año, o injertos de grasa del propio cuerpo del paciente, sobre todo del abdomen o la cara interna de la rodilla, que suponen una pequeña cirugía.

Esta última técnica es permanente, pero requiere de una conciencia plena de su evolución por parte del paciente y de una mayor habilidad por parte del cirujano, ya que dos terceras partes de la grasa inyectada se pierden porque no prenden. Por tanto, el cirujano debe calcular cuidadosamente la cantidad de grasa para equilibrar las consecuencias del injerto (sobre todo, inflamación y hematomas) con la obtención del resultado deseado una vez acabado el proceso.

Las intervenciones anti-arrugas sin relleno utilizan la toxina botulínica, más conocida como bótox, que lo que hace es paralizar el músculo del gesto. Según el Dr. Chamosa, “por las características de los diferentes músculos del rostro, conviene hacer uso de esta técnica únicamente en la mitad superior de la cara, no en las mejillas ni en la zona bucal. Es en esa mitad superior donde tiene sentido una intervención que hay que repetir cada 4 o 6 meses, si bien las inyecciones tienden a espaciarse en el tiempo a medida que, por su efecto, los músculos se van debilitando”.

Las ritidoplastias, más conocidas como liftings faciales, son intervenciones más complejas, pues precisan de la cirugía necesaria para estirar la piel de la cara hacia la zona situada delante y detrás de las orejas. También en este ámbito ha evolucionado la técnica en los últimos años, pasando de tensar sólo la piel a tensar también el sistema profundo de los músculos, lo que ha puesto fin a los liftings extremos en los que la cara aparecía como planchada. Igualmente se han diversificado las intervenciones, incluyendo desde el cuello (liftings cérvico-faciales) hasta la frente y los párpados (liftings completos).

El presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estéticaexplica que “la cirugía consiste, en el caso de las ritidoplastias, en soltar la piel y el músculo deseados y reposicionarlos en la situación previa a la flacidez, extirpando la piel sobrante y, en ocasiones, empleando coadyuvantes propios de los tratamientos anti-arrugas, como las infiltraciones de ácido hialurónico, la toxina botulínica o los injertos de grasa de otras partes del cuerpo”.

Dado que los liftings conllevan un ingreso hospitalario, la SECPRE recomienda a los pacientes que exijan siempre a su médico la titulación oficial de Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, que requiere un periodo de residencia de cinco años, así como que las intervenciones se efectúen en un quirófano de un centro hospitalario o una clínica con todos los recursos necesarios para afrontar cualquier emergencia. Según las estimaciones de la Sociedad, más de 9.000 médicos realizan intervenciones de cirugía estética en nuestro país sin titulación oficial.

Intervenciones complementarias a los liftings

Cada vez son más los pacientes que aprovechan los liftings para realizar otras intervenciones, como la reducción de los lóbulos de las orejas, que crecen y se descuelgan con el paso del tiempo, o las destinadas a combatir la “ptosis” o caída de la nariz y del mentón. En el caso de la nariz, es la punta la que tiende a caer, pudiendo solventarse con una rinoplastia parcial. En cuanto al mentón, con la edad se va proyectando menos hacia delante y más hacia abajo, lo cual precisa de una cirugía para reposicionarlo.

Finalmente, la SECPRE considera que el fin del verano es una época óptima para revisarse las manchas ocasionadas por la exposición indebida al sol, dados los consiguientes riesgos de desarrollar un melanoma,del que cada año se diagnostican unos 4.000 casos nuevos al año en España y que, aunqueextirpable en sus fases iniciales, adquiere una agresividad máxima en caso de metástasis.

“El peligro del melanoma -concluye el Dr. Chamosa- reside en su apariencia mínima, en forma de una simple peca o un simple lunar. Por ello, ante la menor sospecha, debe acudirse a un dermatólogo y un cirujano plástico, que será quien extirpe el melanoma y, llegado el caso, los ganglios afectados. La cirugía plástica se hace aún más necesaria cuando el melanoma está localizado, por ejemplo, en zonas como el párpado, que, evidentemente, ha de someterse a una reconstrucción tras la extirpación”.

Acné adulto: 15 preguntas frecuentes

Etiquetas

, ,

¿Con 25 años tu piel vive una segunda juventud y se llena de granitos? Descubre por qué y cómo ponerle freno

Por culpa del sol, por alteraciones hormonales o por estrés, el acné vuelve a aparecer en mujeres adultas, que se llenan de granos sin saber cómo encontrar una solución. Sigue leyendo y averigua por qué no tenías acné de adolescente y ahora sí.

Las pieles VIP también reaccionan. Durante su embarazo, Natalie Portman sufrió acné en la frente  © Gtresonline

Las pieles VIP también reaccionan. Durante su embarazo, Natalie Portman sufrió acné en la frente © Gtresonline

Ocurre igual que en la adolescencia. El acné -adulto o no- jamás aparece sin que algo lo motive. Muchos factores hacen que prolifere, aunque siempre hay un punto común: la presencia del una bacteria llamada Propinebacterium Acnes, responsable de que se infecten los folículos pilosos desencadenando el brote inflamatorio.

La población bacteriana irrita la piel y la presión hormonal de la testosterona estimula la glándula sebácea, que segrega demasiada grasa. El sebo cambia su composición y se convierte en una especie de cera con dificultad para salir al exterior. El poro se inflama y se produce un exceso de queratinización que obstaculiza la salida. Eso es un grano.

También se consideran brotes acnéicos los granitos rojos que salen por reacción directa o indirecta a alguna sustancia y los puntos negros.

En los últimos años, el acné ha experimentado un recrudecimiento en adultos, sobre todo mujeres, aumentando notablemente el número de casos en que persiste o incluso aparece por vez primera, pasados los treinta años. En la edad adulta es un problema que afecta a mayor número de mujeres que hombres, pues los cambios hormonales juegan un importante papel en su aparición. También hay un mal común a tantas reacciones cutáneas y no cutáneas de este siglo, llamado estrés.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 10.474 seguidores